Your browser (Internet Explorer 6) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.
X
Articles

¿La Azúcar Una Futura Sustancia Controlada?

Print Friendly

El futuro del azúcar es estar en una vitrina, bajo llave, junto a las cajetillas de cigarros y las bebidas alcohólicas.
 

Un estudio publicado recientemente, realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de California, consideran que la azúcar en grandes cantidades, representa un gran riesgo para la salud, a tal punto que debería ser una sustancia controlada como el tabaco y el alcohol. El estudio considera que el nombrar a las calorías de la azúcar “vacías, sin importancia para la salud” es casi como afirmar que el cáncer no mata. Se ha acumulado gran cantidad de evidencia científica que demuestra que la azúcar, en grandes cantidades genera toxicidad en el hígado y una cadena de enfermedades crónicas.

 Los daños a largo plazo, de consumir grandes cantidades de azúcar, son comparables a los daños que genera consumir grandes cantidades de alcohol. El consumo excesivo de azúcar, además de aumento en el peso corporal, puede generar alteraciones metabólicas, incremento de la presión arterial, daños en el hígado, padecimientos similares a los de una persona alcohólica. Después de todo, el alcohol es simplemente la destilación de la azúcar.

Los investigadores también evaluaron los efectos de la azúcar en el cerebro. El estudio arrojo descubrimientos interesantes, pero que no dejan de ser inquietantes, como que la azúcar activa los mismos circuitos de recompensa o satisfacción que activa las drogas de abuso común como la morfina o la heroína. De allí que no es casualidad que exista gente que extrañe la azúcar luego de un tiempo sin comer comidas azucaradas, y padezca síntomas de abstinencia. Esto también revela el porqué de la dificultad de “decir no” a un producto azucarado.

En países Europeos, se han implementado impuestos a las bebidas azucaradas, buscando frenar el consumo, la idea ha sido evaluada en diferentes ciudades de los Estados Unidos. Aunque existe un estudio, publicado en 2010, que afirma que implementar políticas arancelarias a la azúcar, para “frenar su consumo”, es una pérdida de tiempo y no tendría relevancia en la pérdida de peso. Al final, la persona que quiera consumir alimentos y bebidas poco saludables, buscara la manera de hacerlo con o sin impuestos.

En conclusión, el abuso con el consumo de azúcar es dañino para la salud, daños equivalentes a consumos excesivos de alcohol o de tabaco. Se debe hacer conciencia de los daños que genera para la salud el exceso de azúcar y buscar ser moderados en su consumo, sin recurrir a impuestos o a la intervención gubernamental. En fin, como todo en exceso es malo.

%d bloggers like this: